jueves, 13 de septiembre de 2007

En las colinas de Escocia


Este dragón enorme y sonriente extiende su cola de piedra por la cima de una verde y preciosa colina cerca de la playa de Irvine, en Ayrshire, al oeste de Escocia.
Su gran cabeza resulta de lo más simpática, y el conjunto recuerda a los 'dragones del desierto' o serpientes emplumadas de las antiguas culturas mesoamericanas.

1 comentario:

Guyu dijo...

Pues a mi me recuerda a Fuyur (se llamaba asi??), el dragón de La Historia Interminable...